Durante y después del Botox | Dermapiel
Rejuvenecer con células madres
junio 8, 2015
¿Vale la pena el ácido hialurónico?
junio 16, 2015
Ver Todos

Durante y después del Botox

El Botox es un material que se conoce desde hace más de un siglo y se utiliza con fines médicos desde hace más de 50 años. Sus aplicaciones se han modificado bastante; hoy se utiliza por medio de inyecciones para mejorar y relajar las líneas de expresión de la cara y también es muy común para tratar el exceso de sudoración y la migraña.

Durante el tratamiento:

– El paciente se coloca en una posición elevada sobre la mesa de examen, y las zonas a inyectar se limpia con un limpiador no alcohólicas.

– Algunos médicos aplican un anestésico tópico.

– El Botox se inyecta en las áreas deseadas. Usualmente se inyectan cuatro o cinco zonas a cada lado de la frente y dos o tres áreas a cada área de los ojos. Más áreas pueden ser inyectadas en función del tipo de arruga y el efecto deseado para el paciente.

– Es común ejercer presión si un área sangra después de la inyección. A veces también se aplica hielo antes para controlar el sangrado y los moretones.

Después del tratamiento:

– El paciente suele sentarse en posición vertical o semi-vertical en la mesa de examen por aproximadamente dos a cinco minutos para reposar y asegurar que esté bien.

– Luego, el paciente debe evitar acostarse durante dos a cuatro horas.

– Si la contusión es una preocupación, será importante para el paciente evitar tomar aspirina o productos relacionados, como el ibuprofeno y el naproxeno. Esto, para no tener tantos hematomas.

– Algunos médicos le piden a sus pacientes trabajar el área varias veces durante los próximos días. Otros exigen todo lo contrario: no utilizar los músculos afectados durante los próximos días para evitar moretones.

Call Now Button
WhatsApp chat