Drenaje Linfático | Dermapiel

Drenaje Linfático

El drenaje linfático post operatorio es una técnica de masaje manual que se realiza con movimientos suaves, lentos y repetitivos. Su eficacia ha sido aprobada y es un tratamiento que se ha estudiado científicamente. Esta técnica se ha vuelto muy popular y vital para tratar los síntomas después de cualquier tipo de intervención estética como la liposucción, la mamoplastia de aumento o reducción, la abdominoplastia, el lifting, entre otras.

Por ser una técnica realizada con las manos (la mayoría de las veces), el drenaje linfático mejora la circulación linfática lo que contribuye a acelerar la recuperación, disminuir el dolor y la inflamación, mejorar la cicatrización de los tejidos y eliminar edemas post-quirúrgicos. Además, es una excelente técnica para evitar la fibrosis subcutánea, hidratar la piel y favorecer la disminución de hematomas. Este tratamiento tiene un efecto directo sobre el sistema nervioso central lo cual libera endorfinas (sustancia que relaja y disminuye el dolor) favoreciendo a todo el sistema inmunológico en general. Celulitis, estrés, arrugas y bolsas debajo de los ojos son también problemas estéticos tratables por medio del drenaje linfático.

Cirujanos en todo el mundo, han recomendado este versátil tratamiento como una opción ideal llena de beneficios para un cuerpo que se ha maltratado a través de una modificación estética. Para todas y todos aquellos que desean acelerar su proceso de recuperación, el drenaje linfático, junto con una sana alimentación, es una excelente alternativa.

¡Te esperamos!

 
WhatsApp chat